Día Mundial Sin Tabaco: Fumar también afecta a tu visión

miércoles, 31 de mayo de 2017 de Vision Direct
tabaco y perdida de vision

Que fumar es malo para la salud es bien sabido por todos. ¿Pero sabías que es especialmente perjudicial para tu salud ocular? Los fumadores son más propensos a desarrollar cataratas o degeneración macular asociada a la edad, graves problemas que pueden causar pérdida de visión o ceguera. Por ello, desde Vision Direct nos sumamos al Día Mundial Sin Tabaco, explicando las graves afecciones oculares que produce el tabaco.

¿Cómo afecta el tabaquismo a tus ojos?

Cuando inhalas el humo del tabaco las sustancias tóxicas de éste pasan, a través de los pulmones, al sistema circulatorio, que reparte estas sustancias por todo el cuerpo, llegando hasta los ojos.

Por otro lado, la acción del humo sobre el cristalino provoca que la mayoría de los fumadores tengan los ojos amarillos. Esto se debe, generalmente, a que el cristalino no puede mantener su transparencia debido al humo. También puede ser un indicador de una afección más grave, como problemas en el páncreas o cáncer.

La nicotina, además, hace que la calidad del sueño de los fumadores sea peor, por lo que es muy común que los fumadores tengan bolsas en los ojos.

Principales afecciones oculares

Cataratas

El tabaco provoca y agrava las cataratas, una afección ocular que hace que el cristalino se vuelva opaco, impidiendo el paso de los rayos luminosos y conduciendo al detrimento de la visión. Las cataratas empeoran con el tiempo y si no se operan pueden provocar la pérdida de la vista. ¿Por qué se produce? El humo hace que se disminuyan los nutrientes y antioxidantes responsables de mantener la transparencia del cristalino, causando su degeneración y deterioro.

Los síntomas de las cataratas son:

Visión nublada o borrosa

Empeoramiento de la visión nocturna

Visión doble o imágenes múltiples

Deslumbramiento con las luces

Este grave problema es un 40% más frecuente entre fumadores.

Degeneración macular

La degeneración macular es la primera causa de ceguera en los países desarrollados. Esta enfermedad degenerativa provoca la pérdida de la visión central, obligando a los afectados a forzar la visión periférica. La pérdida de la visión central puede resultar en ceguera y, al contrario de las cataratas, no se puede operar y sólo se puede frenar con fármacos.

Los síntomas son:

Visión borrosa

Fotosensibilidad

Alteración de la percepción de líneas rectas, que se ven onduladas

Alteración en la percepción de las distancias y las alturas

Numerosos estudios han demostrado que aparece con mucha más frecuencia entre los fumadores.

Prevención y detección precoz

Los expertos insisten en que muchos factores de riesgo se pueden prevenir, como fumar o no llevar una dieta equilibrada. La prevención y la detección precoz son esenciales y, por ello, deberías acudir al oftalmólogo ante los primeros síntomas.

please wait