Cuidar de las lentillas



Mantener las lentillas limpias e higiénicas puede ser tan sencillo como asegurarse de que están guardadas en su líquido pertinente y aclararlas antes de ponértelas.

Los pasos más importantes para mantener las lentillas limpias son:

  • Lavarse y secarse bien las manos antes de ponerse las lentillas
  • Utilizar una solución (líquido) y no agua para limpiarlas
  • Por la noche, guardar las lentillas en líquido para que estén frescas por la mañana
Ver nuestras soluciones y líquidos


¿Por qué es importante crear una rutina para el cuidado de las lentillas?

Cuidar de las lentillas te ayudará a que sigan siendo igual de cómodas que el primer día y a prevenir posibles daños en tus ojos, como infecciones oculares.

Tus ojos crean proteínas que se almacenan en las lentillas. Aunque la limpieza elimina alguno de estos depósitos de proteínas, cuanto más tiempo almacenes tus lentillas antes de reemplazarlas, mayores cantidades de proteínas se van a acumular. Los líquidos para eliminar las proteínas y los limpiadores enzimáticos son esenciales en estos casos, aunque estos productos no son necesarios si usas lentillas diarias.

Por suerte, cuidar de las lentillas es sencillo, especialmente con la llegada de las soluciones todo en uno y las lentillas blandas. Ahorrarás dinero, tiempo y esfuerzos usando estos sistemas y tus lentillas recibirás el cuidado apropiado.

Consulta con tu óptico antes de cambiar tu rutina de limpieza, ya que no todos los productos son compatibles. Usar productos incompatibles puede provocar serios problemas y daños en las lentillas.

¿Quieres saber más sobre lentes de contacto baratas? Descubre más aquí sobre nuestras lentillas baratas.

Establece una rutina regular de cuidado para las lentillas

1. Lávate bien las manos, ya que la suciedad se transfiere fácilmente a las lentillas, aumentando el riesgo de infección en el ojo. Evita jabones hidratantes y seca tus manos con una toalla anti pelusa.

2. Quítate las lentillas de una en una y límpialas bien con el líquido recomendado. Así eliminarás los residuos acumulados producidos por los ojos, así como los desechos y cosméticos. Coloca la lentilla en la palma de tu mano, cubriéndolo con solución limpiadora. Frótala con tus dedos para limpiar mejor la lentilla.

3. Enjuaga, asegurándote de remover todos los líquidos y restos.

4. Coloca tus lentillas en un estuche limpio y rellénalo de solución desinfectante. El proceso desinfectante mata los microorganismos, removiéndolos de la superficie de la lentilla.

5. Repite el proceso con la otra lentilla.

Productos de limpieza, enjuague y desinfección

  • Las soluciones salinas son usadas para enjuagar y guardar las lentillas con sistemas de calor y desinfección UV. También se usan en combinación con productos limpiadores enzimáticos o productos de limpieza.

  • Las soluciones multiuso enjuagan y desinfectan las lentillas.

  • Las soluciones de peróxido enjuagan y desinfectan. Úsalas también para guardar las lentillas. Algunos sistemas de peróxido incluyen neutralizadores, mientras que otros son diseñados para usar con tabletas neutralizadoras.

Pequeños consejos para el cuidado de las lentillas

  • Mantén tu estuche para lentillas limpio. Una vez a la semana, frota tu estuche de lentillas usando una solución salina y ten un cepillo limpio sólo para este propósito. Y recuerda reemplaza tu estuche para lentillas al menos una vez cada tres meses.

  • Chequea la fecha de caducidad de las lentillas y de los líquidos y asegúrate de que los frascos de líquidos están correctamente cerrados tras cada uso.

  • Nunca rellenes los líquidos. Tira siempre los líquidos antiguos, enjuaga y añade el nuevo líquido. Nunca reúses líquidos antiguos.

  • Lávate siempre las manos antes de ponerte las lentillas. El jabón de manos puede ser bueno pero aconsejamos usar un jabón antibacteriano. Si es posible, sécate las manos con toallas o pañuelos anti pelusa. Las toallas normales y pañuelos dejan pequeños rastros de fibra en tus manos que pueden causar incomodidad si se traspasa a la superficie de la lentilla.

  • Nunca dejes tus lentillas en agua, ningún tipo de agua.

  • Ten cuidado con el maquillaje y usa toallitas desmaquilladoras anti pelusa para quitarte el maquillaje.

  • No duermas con las lentillas, ni siquiera una siesta. Es recomendable que dejes descansar a tus ojos al menos una vez a la semana usando gafas en vez de lentillas.

¿Necesitas más ayuda? Llama a nuestro servicio de atención al cliente al 911 146 571, o escriba un correo electrónico a ayuda@visiondirect.es.