Tipos de lentillas

Si usas gafas y estás pensando en cambiar a lentes de contacto, o si ya usaste lentillas en el pasado y estás considerando usarlas de nuevo, es posible que tengas algunas dudas, después de todo es un gran paso. Para ayudarte a ir a tu óptico entendiendo mejor qué tipo de lentillas hay en el mercado y cuál puede ser la más apta para ti, el equipo de Vision Direct ha creado esta guía. Si no encuentras la respuesta a alguna de tus preguntas en nuestra guía no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 911 146 571 o por correo electrónico a ayuda@visiondirect.es.

Las lentes de contacto se pueden separar en tres tipos diferentes de lentillas:

Las lentes de contacto son muy fáciles de usar y, gracias a su comodidad, hoy en día no necesitan un tiempo de adaptación. No te dejes intimidar por el cuidado posterior asociado a las lentes de contacto, tu óptico te proporcionará instrucciones de cuidado de las lentillas y de la solución de mantenimiento (también conocido como líquido) adecuada para su cuidado.

Lentes de contacto blandas

Las lentillas blandas son la opción más popular entre los usuarios de lentillas por varias razones. Están hechas de la última tecnología óptica, haciéndolas más cómodas, flexibles y transpirables por largas horas. Los usuarios de lentillas blandas tienen más libertad que los usuarios de lentillas rígidas, que a menudo está sujetas a estrictos patrones de uso y cuidado. Las lentillas blandas pueden ser llevadas esporádicamente y, por tanto, son una gran opción para cualquiera que quiere intercambiar las lentillas con las gafas.

Como cada persona tiene diferentes necesidades las lentes de contacto blandas se ofrecen en diferentes tipos según su uso:

  • Lentillas diarias

  • Lentillas quincenales

  • Lentillas mensuales

  • Lentillas de uso prolongado

Lentillas diarias

Las lentillas diarias están diseñadas para ser llevadas cada día y tirarlas al terminar el día. No necesitan ningún otro producto adicional, como la solución de mantenimiento, aunque algunos usuarios hacen uso de gotas para los ojos cuando éstos se les secan.

Este tipo de lentillas son una gran opción para:

  • Usuarios de lentillas con una vida ajetreada o que no quieren estar atados a las rutinas de limpieza y cuidado de las lentillas

  • Usuarios ocasionales de lentillas. Especialmente útil para los deportistas.

  • Personas que sufren de alergias. Gracias al breve uso de las lentillas, hay menos tiempo para que la suciedad y los alérgenos se acumulen en la superficie de la lentilla y causen incomodidad.

Lentillas quincenales

Las lentillas quincenales a veces son conocidas como lentillas semanales. Como el nombre indica se usan diariamente durante dos semanas y luego deben ser reemplazadas por un nuevo par.

Las lentillas quincenales requieren unos hábitos de limpieza y almacenamiento diarios durante la noche. Para ello necesitarás un líquido o solución compatible con tus lentillas. Tu óptico te recomendará cuál es la más adecuada, pero hoy en día la mayoría de soluciones multiuso son adecuadas para usar con las lentillas blandas. Si usas lentillas de hidrogel de silicona es adecuado comprobar bien que el líquido es compatible con las lentillas.

Este tipo de lentillas son una gran opción para:

  • Usuarios primerizos de lentillas: a menudo están recomendadas para adolescentes que quieren usar lentillas a menudo ya que no requieren tanto cuidado como las lentillas mensuales.

  • Usuarios de lentillas que sufren de sequedad en los ojos y que quieren un producto más barato que las lentillas diarias.

Lentillas mensuales

Las lentillas mensuales es la opción más común entre los españoles. Al igual que las lentillas quincenales son usadas cada día y tras su uso, limpiadas y guardadas durante la noche. Como podrás imaginar estas lentillas se usan durante un mes y al terminar este se cambian por un nuevo par.

Este tipo de lentillas son una gran opción para:

  • Usuarios de lentillas que quieren usar sus lentillas cinco días o más a la semana.

  • Para aquellos que quieren ahorrar un poco, al ser más baratas que unas lentillas diarias.

Lentillas de uso prolongado

Las lentillas de uso prolongado están fabricadas en hidrogel de silicona, uno de los últimos avances tecnológicos para lentes de contacto. Las lentillas de hidrogel de silicona permiten que llegue hasta 5 veces más oxígeno a la superficie del ojo que otras lentillas blandas, haciendo que estas lentillas sean especialmente transpirables.

Si estás interesado en usar lentillas de hidrogel de silicona, por favor, ten en cuenta que no todas las lentillas de este material están hechas para un uso prolongado. Existen lentillas de hidrogel de silicona diarias, quincenales y mensuales como Day Acuvue Trueye, Clariti y Avaira.

Las lentillas de uso prolongado son una opción popular entre los usuarios de lentillas ya que pueden ser usadas de forma continua por un periodo de tiempo, generalmente no más de 30 días. Esto significa que no tienes que quitárselas para dormir o ducharte, no necesitando mucho mantenimiento.

Este tipo de lentillas son una gran opción para:

  • Usuarios de lentillas que están en constante movimiento.

  • Cualquiera que busque unas lentillas que requieren poco tiempo y mantenimiento.

Las lentillas blandas están disponibles para corregir:

  • Miopía: cuando una persona no puede ver objetos con claridad en la distancia. Las lentes de contacto para esta prescripción requieren una dioptría negativa (-).

  • Hipermetropía: cuando una persona no puede ver objetos de cerca con claridad. Las lentes de contacto para esta prescripción requieren una dioptría positiva (+).

  • Astigmatismo: es una condición que afecta a la curvatura de la vista, causando visión borrosa. Las lentillas para astigmatismo normalmente incluyen las palabras “tórica” o “astigmatismo” en su nombre y caja.

  • Presbicia: La presbicia o presbiopía, también conocida como vista cansada, es un defecto ocular que aparece generalmente a partir de los 40 años y ocasiona dificultad para ver de cerca. Las lentillas para corregir la presbicia a menudo incluyen las palabras “multifocal”, “progresiva”, “bifocal” o “presbiopía”.

Lentes de contacto rígidas o de gas permeables

Otra opción a considerar son las lentes permeables al gas, también conocidas como lentillas rígidas, duras o RGP. Estas se caracterizan por tener una superficie pulida dura y no contienen agua, pero siguen proporcionando altos niveles de comodidad.

Las lentillas duras llevan más tiempo en el mercado que las lentillas blandas y, aunque han caído en desuso, son muy beneficiosas para algunos usuarios muy específicos de lentillas. A diferencia de las lentillas blandas son más duraderas y pueden ser usadas por largos periodos de tiempo, normalmente son usadas diariamente y reemplazadas cada 6 o 12 meses.

Este tipo de lentillas son una gran opción para:

  • Aquellos que padecen de astigmatismo ya que ofrecen una lente más rígida que se adapta mejor.

  • Las personas con afecciones oculares que causan irregularidad a la forma.

  • Usuarios de lentillas blandas que consideran que su vista no es suficientemente nítida con esas lentillas.

El único inconveniente de las lentes permeables al gas es que necesitan tiempo para adaptarse y esto le puede llevar un par de semanas.

Lentillas de colores

Las lentillas de colores son lentillas blandas (diarias o mensuales) que pueden cambiar el color de los ojos de una persona. Están disponibles en diferentes colores y tonos.

Las lentillas de colores pueden ser graduadas para tratar la miopía y la hipermetropía. Si tienes astigmatismo o presbiopía es difícil encontrar unas lentillas de colores compatibles, por lo que le recomendamos que hables con tu óptico para ver qué opciones están disponibles.

También pueden ser usadas por personas que no tienen ningún problema de vista y no necesitan graduación, sólo tienes que seleccionar la opción “0.00” en las dioptrías. Pero recuerda acudir primer al óptico para que te prueben las lentillas, incluso si vas a comprar lentillas sin graduación.