En la nieve, ¿gafas o lentillas?

martes, 24 de enero de 2017 de Lucia Garcia

Si estás planeando una escapada para practicar deporte en la nieve, no debes olvidarte de lo importante que resulta proteger tu vista. Pero, ¿debemos utilizar gafas o lentillas en la pista de esquí? La opción más recomendable es el uso lentillas. Además de ofrecer mayor campo de visión periférica que las gafas, las lentes de contacto permiten gran libertad de movimiento para practicar deporte y la posibilidad de utilizar, al mismo tiempo, cualquier tipo de gafas de sol.

¿Qué tipo de lentillas?

Las bajas temperaturas de la montaña y el aire seco convierten a las lentillas de hidrogel de silicona en la opción perfecta para disfrutar de la nieve. Este tipo de lentes permiten el paso del oxígeno a la córnea, evitando la sensación de sequedad en los ojos.

Asimismo, las lentillas diarias facilitan la higiene de nuestros ojos cuando estamos fuera de casa. Al ser desechables y poder tirarlas al final de la jornada, se reducen las posibilidades de contraer infecciones oculares producidas por partículas de polvo o suciedad acumulada en la superficie de la lentilla.

Si prefieres optar por lentillas quincenales o mensuales, debes tener especial cuidado con la rutina de limpieza. Cuanto te quites las lentillas, utiliza líquido para lentillas para desinfectarlas y guárdalas en su estuche para evitar contaminarlas.

También existen lentillas que incluyen protección ultravioleta como, por ejemplo, 1 Day Acuvue Moist, 1 Day Acuvue Trueye, Acuvue Oasys, My Day, Everclear 1 Day, o Biomedics 1 Day Extra. Sin embargo, estas lentes no deben sustituir a unas buenas gafas de sol.

Combina tus lentillas con gafas de sol

La nieve refleja aproximadamente un 80% de la luz solar y la exposición prolongada de nuestros ojos a los rayos ultravioleta puede llegar a producir severas inflamaciones. De hecho, uno de los problemas más comunes que se observan en alpinistas y esquiadores es la oftalmia, que consiste en la inflamación de la conjuntiva y de la córnea.

Por ello, aunque sólo vayas a las montaña por unas horas, siempre debes llevar gafas de sol homologadas. Los expertos recomiendan gafas de categoría 4 y que bloqueen entre un 99% a 100% de los rayos ultravioleta. También, resulta aconsejable utilizar gafas de sol envolventes y anti-reflectantes, ya que reducen la entrada de luz en el ojo.

please wait