Guía para los test de la vista



Independientemente de la edad o del estado de la salud, es esencial realizar un examen de la vista regularmente por un profesional cualificado.

Por qué deberías acudir a un test de la vista

  • Tus ojos y graduación pueden cambiar
  • Un test de la vista asegura que estás usando las lentillas más adecuadas
  • Un test puede detectar algunas enfermedades como la diabetes

¿Por qué son los test de la vista tan importantes?

Mucha gente asume equivocadamente que un test de la vista se realiza sólo para establecer si el paciente requiere gafas o lentillas. Sin embargo, aunque esto es de cierta manera verdadero, un completo test de la vista evalúa los ojos del paciente para enfermedades comunes. Un test de la vista puede proporcionar información vital sobre estado general de la salud del paciente, por ejemplo, identificando enfermedades terminales importantes que no están directamente relacionadas con los ojos o para la detección de enfermedades crónicas como la diabetes, la esclerosis múltiple o la presión arterial alta.

¿Qué problemas pueden detectarse en un examen de la vista?

Cuando atendemos un test de la vista, el especialista realizará una serie de exámenes para decidir si necesitamos gafas o lentillas. También realizará un test para enfermedades comunes de los ojos y para signos y síntomas de otras condiciones médicas que pueden detectarse a través de los resultados del examen.

Los problemas de los que te examinará el especialista incluyen los siguientes:

  • Dificultades para enfocar: los niños puede que no sean capaces de enfocar adecuadamente debido a problemas de desarrollo, mientras que los adultos pueden experimentar una reducción en su capacidad para enfocar como consecuencia de su avanzada edad.

  • Errores de refracción: más comúnmente conocidos como miopía, hipermetropía o astigmatismo, estos defectos son fáciles de corregir con gafas o lentes de contacto. En casos severos la cirugía puede ser una opción.

  • Estrabismo: se detecta evaluando si los ojos están correctamente alineados. Los pacientes con esta condición pueden ser incapaces de juzgar la profundidad de campo correctamente.

  • Ambliopía: A menudo como resultado del estrabismo, la ambliopía puede causar un daño permanente en la visión. En los pacientes con esta condición, el cerebro “cierra” la imagen del ojo afectado o más débil. Una solución común es colocar un parche sobre el ojo más fuerte durante un periodo de tiempo.

  • Problemas de trabajo en equipo: una visión eficaz depende en parte de que los dos ojos trabajen de forma conjunta y en los casos en que esto no ocurre el paciente puede sufrir dolores de cabeza, dificultades de lectura o vista cansada.

  • Enfermedades del ojo: Muchas enfermedades comunes del ojo son asintomáticas en las primeras etapas pero pueden ser identificadas durante una revisión regular de la vista. La detección temprana aumenta la probabilidad de que el tratamiento de las enfermedades sea más efectivo y la reducción de la probabilidad de la pérdida irreversible de la visión.

¿Debería someterme a exámenes de la vista?

Un test estándar de la vista y un test completo no son lo mismo y generan diferentes niveles de información sobre el estado de la vista y la salud en general. Es importante que recibas un test completo de la vista en vez de uno estándar que sólo proporciona resultados limitados.

Un examen estándar se centrará sólo en un aspecto de tu salud visual como enfermedades comunes de la vista o coordinación. El hecho de que los resultados de un examen de la vista estándar en ocasiones aconsejan recibir un examen exhaustivo indica la limitación de este tipo de evaluaciones.

Un examen de la vista realizada por un profesional cualificado (por lo general un optometrista u oftalmólogo) proporcionará la tranquilidad de que has sido examinado correctamente y que no se ha pasado por alto ningún aspecto de tu salud ocular.

¿Qué tratamiento recibiré tras un test de la vista?

Una vez que el test ha sido completado puede que recibas un tratamiento. El tratamiento que recete el oftalmólogo u optometrista varía de acuerdo a tus necesidades específicas. Puede incluir la prescripción de gafas o lentes de contacto. También te puede recomendar tratamientos para el ojo vago. Para condiciones más serias puede que te remitan a un especialista.

Para muchos pacientes a los que no se les ha identificado ningún problema durante el examen, la única acción será volver a hacer el test en el futuro.

Puede que te aconsejen tomar vitaminas o suplementos para mejorar la salud de tus ojos.