Cómo evitar las lentillas rotas

jueves, 8 de octubre de 2020 de Vision Direct

Cómo evitar las lentillas rotas

¿A quién no le ha pasado alguna vez? Te acabas de levantar, estás en el baño con la esperanza de volver a ver con claridad y, sorpresa, te das cuenta de que la lentilla está rota. Romper una lente de contacto es algo frustrante y también caro, sobre todo para usuarios de lentillas mensuales y quincenales, ya que tienen que reemplazar una lentilla que iba a durar mucho más que un día. Hay usuarios que se la ponen de todas formas y siguen como si nada, pero es nuestro deber advertirlo: llevar una lentilla rota en el ojo puede ser muy, pero que muy perjudicial. Por favor, no lo hagas.

Si la lentilla ya está rota al abrir el blíster, lo mejor es tirarla de inmediato y recurrir a nuestra garantía de sustitución gratuita de lentillas. Sin embargo, si se te rompe en el ojo es otro cantar, ya que muchas veces puede que ni te des cuenta o no sea por tu culpa. Si eres incapaz de comprender por qué se rompen las lentillas, no te preocupes, en este artículo hemos reunido varios consejos muy sencillos para evitar que ocurra.

Cómo quitarse una lentilla rota del ojo

En primer lugar, tranquilidad. Es cierto que se trata de una situación incómoda, pero mantener la calma nos va a ayudar a actuar con mayor seguridad. Si la lentilla rota está íntegra (por ejemplo, si sólo tiene una raja), simplemente tendrás que quitártela como siempre pero con algo más de cuidado.

Si la lentilla se partido en dos, tendrás que intentar retirar la parte más visible con la mano, si puedes, y para el resto lávate bien el ojo con suero fisiológico o solución salina. Abre bien los párpados y mueve los ojos en todas las direcciones para que se limpie toda la superficie de forma correcta. Entre tus lágrimas naturales y esta limpieza, todas las partes de la lentilla rajada ya deberían haber salido del ojo. En cualquier caso, pide de inmediato una cita para una revisión oftalmológica y que un especialista examine si quedan restos o si tu ojo ha sufrido daños.

Las lentillas, siempre hidratadas

Una lente de contacto seca siempre corre un mayor riesgo de partirse, por lo que mantenerla hidratada es un aspecto fundamental para evitar sustos. Si usas lentillas quincenales o mensuales, ya sabes que tienes que guardarlas en un estuche con líquido por la noche. ¿Nuestra recomendación? El portalentillas Vision Direct, robusto y colorido, compatible con todo tipo de soluciones únicas y líquidos excepto los de peróxido.

Tanto si pasas mucho tiempo en ambientes con aire acondicionado o por el contrario prefieres la aventura en exteriores, ya te habrás dado cuenta de que las bajas temperaturas y el viento tienen su efecto: las lágrimas se evaporan más rápidamente, provocando sequedad ocular. Pasar muchas horas delante de un ordenador tiene efectos parecidos, ya que cuando miramos una pantalla no parpadeamos con tanta frecuencia y, por tanto, se nos secan los ojos. La mejor forma de combatir estos síntomas son las lágrimas artificiales everclear, que puedes usar con o sin lentillas puestas. ¿Por qué no darles una oportunidad también a los ejercicios para la vista? Son muy sencillos y efectivos a la hora de aliviar la fatiga visual, fortalecer los músculos del ojo, mejorar la circulación de la zona y mantener a raya las molestias en general.

Portalentillas siendo llenado de líquido

Llena el portalentillas hasta arriba

No te cortes a la hora de añadir líquido de lentillas al estuche: las lentillas necesitan estar totalmente cubiertas. Si no hay suficiente solución, puede que se peguen a los bordes y corran el riesgo de partirse. Comprueba siempre que el portalentillas esté correctamente cerrado para evitar fugas en el bolso o que se cuele agua o suciedad y contamine la lente. Intenta sustituir el estuche cada 3 meses, esto previene la acumulación de restos o bacterias.

En cuanto a líquidos, te recomendamos la solución multiuso everclear REFRESH: su receta efectiva pero delicada limpia y desinfecta tus lentillas y además es perfecta para ojos sensibles. Si quieres ahorrar, existe también el pack de 3 de everclear REFRESH, o el pack de viaje de everclear REFRESH para aquellos que quieran probarla antes de comprometerse a nada.

Pásate a las diarias

Si las lentillas rotas empiezan a ser un problema habitual en tu día a día, considera entonces hacerte la vida más fácil y dar el salto a las lentillas diarias. Con las diarias, estrenas lentes de contacto cada mañana, lo que significa que no tienes que preocuparte por los daños que sufran, ya que no vas a volver a ponértelas al día siguiente. Además, ahorras tiempo y dinero, ya que no necesitan mantenimiento con líquido.

Si buscas unas lentes de contacto diarias cómodas, higiénicas e hidratantes, everclear ELITE son tu mejor opción. Fabricadas con hidrogel de silicona, un material más blando y transpirable, estas lentillas mantienen la humedad para ofrecer una experiencia de uso única a lo largo del día. Además, incluyen un filtro para bloquear los rayos ultravioleta del sol, añadiendo así una capa extra de protección.

Lágrimas artificiales everclear

Échate lágrimas artificiales antes de quitarte las lentillas

Las lágrimas artificiales son muy útiles a la hora de quitarte las lentillas, ya que cuanto más blanda esté la lente, menor será el riesgo de dañarla. Una pequeña raja puede rápidamente convertirse en algo más grande, por lo que es mejor asegurarse de que tienes los ojos hidratados.

El truco está en echarte un par de gotas y dejar los ojos reposar durante 30 segundos antes de quitarte las lentillas. De esta forma, al estar plenamente hidratadas, será fácil retirarlas del ojo.

¿Y si se dobla una lentilla?

Los usuarios habituales saben bien la tabarra que da una lentilla doblada. Suele ocurrir al sacarla del portalentillas o si se te cae cuando vas a ponértela. Si se dobla la lentilla a la mitad, lo mejor es tratar de separarla por los bordes para evitar que se pegue del todo y se rompa. Importante: no intentes despegarlas frotando arriba y abajo en seco, ya que el desastre sería inevitable.

Pon la lente de contacto doblada en la palma de la mano, echate un poco de líquido y frota con mucha (¡mucha!) delicadeza para intentar separar los bordes. También puedes simplemente meterla en el estuche lleno de líquido, dejarla un rato y en general suele desdoblarse por sí misma.

Mano con uñas largas

Cuidado con las uñas largas

¿Llevas las uñas largas? Es cierto que son elegantes, pero pueden hacer según qué cosas un poco más difíciles, en especial a la hora de ponerse las lentillas. Pero no es imposible, simplemente tienes que seguir el método adecuado para evitar dañar las lentillas y, sobre todo, tus ojos.

Para quitártelas, cuando tengas sujetos el párpado y las pestañas como siempre, tanto superiores como inferiores, en lugar de "pellizcarla" para sacarla, pon el dedo índice de lado, paralelo al ojo, y arrástra la lente hacia la parte inferior del ojo. La lentilla intentará recolocarse en el centro, pero si sigues realizando el gesto hacia abajo finalmente notarás cómo sale y serás capaz de ponerla en la yema del dedo.

please wait