¿De dónde viene el color de los ojos?

jueves, 7 de febrero de 2019 de Vision Direct

Analizar qué determina exactamente el color de los ojos

A la mayoría de las personas nos fascina el color de los ojos, principalmente porque es completamente único en cada individuo, como sus huellas dactilares. Incluso cuando las tonalidades son similares entre dos personas, la concentración de color puede ser muy diferente. El color de los ojos puede encontrarse en esta gama: azul, ámbar, marrón, gris, verde y avellana. Hay quien incluso afirma que el color de tus ojos puede ser un indicador de tu personalidad.

El color de ojos más común es el marrón, que representa aproximadamente el 80 % de la población mundial. Entre un 8 % y un 10 % tiene los ojos de color azul, un 5 % de color ámbar o avellana y un 2 % de color verde. Este último es el color más raro. En Vision Direct siempre estamos dispuestos a mirar el mundo a través de los ojos de otra persona, por eso hemos pensado en analizar qué determina exactamente el color de los ojos.

¿De dónde viene el color de los ojos?

¿De dónde viene el color de los ojos?

La parte coloreada del ojo es el iris, una estructura circular fina que es responsable de controlar el diámetro y el tamaño de la pupila. El iris contiene una pigmentación llamada melanina. Hay dos factores principales que contribuyen a la manera en la que esta pigmentación determina el color de los ojos:

  • La información genética que se recibe de los padres influye en esta pigmentación.
  • La distribución de la pigmentación en el iris influye en la manera en que la luz se dispersa a medida que pasa a través del ojo.
¿Cómo afectan los patrones de melanina al color de los ojos?

¿Cómo afectan los patrones de melanina al color de los ojos?

El color de los ojos es el resultado de las variaciones en la cantidad de melanina que tenemos. Una cantidad baja de melanina determina el color azul de los ojos; con un poco más de este pigmento, surgen los de color verde; y con mucha más melanina, los de color marrón.

Hay personas que tienen los ojos con áreas de diferentes colores: esto refleja una concentración variada de melanina. Por ejemplo, muchas veces se ven ojos azules con un círculo verdoso o marrón alrededor de la pupila. En estos, las distintas partes del iris tienen cantidades diferentes de melanina.

Los genes determinan el color de los ojos

¿Cómo influyen los genes en el color de los ojos?

Cada una de las células de nuestro cuerpo tiene 46 cromosomas divididos en 23 pares. Durante la fecundación, se hereda un cromosoma de cada progenitor para formar cada par de estos cromosomas.

Los cromosomas están formados de una parte en concreto del ADN: los genes. Estos genes, que también van en parejas, determinan muchas de las características físicas. Los científicos creen que existen hasta 16 genes diferentes que podrían determinar el color de los ojos.

Nuestros genes le dicen a una célula del iris que genere unas cantidades específicas de pigmentación oscura, la llamada melanina. Cuanta más melanina se genere, más oscuro será el color del ojo. Los genes que transportan niveles más altos de melanina son los que crean los ojos marrones, y son dominantes sobre aquellos genes que producen niveles más bajos de melanina y que crean los ojos azules. Así que cuando heredas un gen (de ojo) marrón, este ganará sobre el gen azul.

La producción de melanina no empieza nada más nacer, por eso los ojos de los bebés parecen azules. Normalmente, hasta los tres años no se manifiesta el color verdadero y permanente del ojo. Los dos genes principales responsables del color de los ojos son OCA2 y HERC2, ambos forman parte del cromosoma 15. Es importante recordar que las personas con ojos de colores diferentes no tienen genes de colores distintos, sino diferentes versiones de los mismos genes.

¿Puede cambiar el color del ojo?

¿Puede cambiar el color del ojo?

¿Te has dado cuenta de que, en algunas personas, el color de los ojos parece cambiarles con la luz?  Esto es porque el iris tiene dos capas. A veces hay pigmento en ambas capas. En personas de ojos azules o verdes, su capa frontal contiene poca melanina. Dependiendo de la cantidad de luz externa que haya, puede parecer que los ojos cambian de color a medida que la luz llega a cada capa.

Los cambios de luz también pueden influir en el tamaño de la pupila; se agranda con la iluminación más tenue y se vuelve más pequeña con la más brillante. Cuando el tamaño de la pupila cambia, los pigmentos del iris se comprimen o se esparcen, lo que hace que parezca que el color de los ojos cambia ligeramente. Las emociones fuertes también pueden afectar al tamaño de la pupila; por ejemplo, cuando la gente está enamorada o enfadada, eso puede influir en el color del iris.

El color de los ojos también puede cambiar a medida que envejecen

En un número reducido de personas, el color de los ojos también puede cambiar a medida que envejecen, especialmente para aquellos que tienen un color de ojos más claro. La exposición al sol puede hacer que tus ojos se vuelvan más oscuros, igual que tu piel cambia de color bajo la influencia de los rayos solares. Si pasas mucho tiempo en exteriores, asegúrate de proteger tus ojos con gafas de sol.

Y, por supuesto, si no te gusta el color de tus ojos y quieres probar algo diferente, siempre puedes llevar lentillas de colores diseñadas para imitar la apariencia de tu iris. Pueden alterar el aspecto del color natural de tus ojos, tanto con un toque sutil como con uno más radical; echa un vistazo nuestra gama aquí.

please wait