Día mundial de la visión 2020: Cómo protegerse de los rayos UV y la luz azul

lunes, 5 de octubre de 2020 de Vision Direct

Hombre leyendo su ipad

Es innegable: la cuarentena ha supuesto grandes cambios en nuestros hábitos, influyendo a nuestra salud en general y en particular a nuestra salud ocular. La interacción digital es constante ahora que además de teletrabajar, también socializamos a través de la pantallas: tenemos reuniones interminables por Zoom y FaceTime familiares. A medida que fuimos pasando de fases en las distintas provincias, hemos podido disfrutar de más actividades al aire libre como caminatas por el campo, excursiones a la playa y actividades en familia por la ciudad, disfrutando del sol veraniego.

Esta nueva forma de vida más activa tanto dentro como fuera de casa, ha aumentado nuestra exposición a dos tipos de luz potencialmente dañina: luz ultravioleta (exterior del sol) e interior (de nuestros dispositivos). Sabemos lo que está pensando: estos tipos de luz también pueden ser beneficiosos en pequeñas dosis y eso es cierto, pero es cuando superamos ese umbral que pueden surgir problemas. Ahora más que nunca, una amplia protección ocular es muy importante, especialmente para los usuarios de lentillas.

En este Día mundial de la visión, hemos unido fuerzas con expertos mundiales en cuidado de la vista para crear conciencia sobre los peligros de la luz ultravioleta y azul. Sigue leyendo para profundizar en qué son exactamente estas fuentes de luz, sus posibles peligros y cómo evitar las que te hagan daño gracias a nuestros consejos.

¿Qué son los rayos ultravioleta?

La luz ultravioleta generalmente proviene del sol o de fuentes artificiales (como tumbonas de rayos UV) y es un tipo de radiación potente. Es una luz que no vemos directamente y que a priori, nos sienta bien, sobre todo después de haber pasado un día en casa. La vitamina D que nos aporta, es esencial para la salud de los huesos, fortalece el sistema inmunológico y mejora el estado de ánimo. Pero lo que ocurre con la radiación ultravioleta es que si pasamos demasiado tiempo expuestos y sin protección, podría terminar causando daño además de en la piel, en los ojos.

Hay 3 tipos de rayos ultravioleta que se dividen por su longitud de onda:

  • Rayos UVA : la luz más baja del espectro, aunque tiende a afectar más al cristalino del ojo, aumentando las posibilidades de desarrollar afecciones oculares como cataratas o degeneración macular (ADM) en el futuro.
  • Rayos UVB : la segunda luz más fuerte, y una furtiva a tener en cuenta, ya que causa quemaduras solares y daño corneal que puede provocar cáncer de ojo.
  • Rayos UVC : la más fuerte de todas las luces, pero afortunadamente, estas longitudes de onda son absorbidas por la atmósfera antes de que nos alcancen.

¿Cómo proteger tus ojos de los rayos UV?

¿A quién no le encanta una buena sesión de sol, con una bebida fresquita en la mano? Si te apetece tomar el sol, no olvides los posibles riesgos y apunta cuándo y dónde los rayos UV son más fuertes y peligrosos.

Estos son los factores que afectan la fuerza de los rayos ultravioleta del sol:

  • La temporada: Durante los meses de primavera y verano, los rayos UV son más fuertes, aunque no puedes confiarte en invierno y otoño ya que también durante las estaciones frías pueden causarte daños.
  • La hora del día: Los rayos UV son más perjudiciales entre las 10:00 y las 16:00.
  • Las nubes: Que un cielo gris no te despiste, los rayos UV te pueden alcanzar a través de las nubes, causando daños.
  • Altitud: Si estás a más altura, el sol y sus rayos UV te alcanzarán antes.
  • Reflejos en otras superficies: El agua, la arena, la hierba, los pavimentos y la nieve reflejan los rayos ultravioleta y pueden aumentar su exposición. Tanto si estás pasando unos días en la plata, en un camping o haciendo un viaje de esquí, proteger tus ojos con ganas de sol es esencial, especialmente contra problemas oculares como la fotoqueratitis, que causa hinchazón y visión borrosa.
  • Distancia al ecuador (latitud): Cuanto más lejos estés del ecuador, menos exposición tendrás a los rayos UV.
everclear gotas para los ojos

Ahora que eres consciente de los tipos de luz y dónde corres más riesgo, el siguiente paso es protegerte. Aquí van los consejos de salud que tienes que combinar para que tus ojos no sufran:

  • Cúbrete: Del mismo modo que eliges ropa que te cubre del sol y sus rayos, lo mismo puedes hacer con tus ojos: hazte con un sombrero de ala ancha que te evite que la luz alcance tus ojos.
  • Protección 100% UV: No te la juegues e invierte en unas buenas gafas de sol que tengan protección 100% UV (las puedes combinar con tus lentillas). Cuanto más envolvente sea la montura, más te cubrirá, y no tiene porqué estar reñido con la moda.
  • Hazte con unas lentillas con filtro UV: Elige siempre lentillas que estén diseñadas con tecnología que bloquee los rayos UV para añadir una segunda capa que ayude en la lucha contra los rayos perjudiciales del sol. No importa si utilizas lentillas diarias, quincenales, lentillas mensuales, tóricas para astigmatismo o multifocales o progresivas; podrás encontrar lentillas con filtros UV. Si tienes dudas puedes chatear con nuestros asesores ópticos o ir a hacerte un test ocular. Nuestro óptico recomienda everclear ELITE, nuestras exclusivas y para todos los bolsillos lentillas: son de uso diario y están fabricadas con protección UV.
  • Crema del sol: Cuando te apliques la crema del sol en la cara no olvides el área de los ojos, se trata de una zona altamente sensible a los rayos UV y vulnerable al cáncer de piel. Disfruta de las horas de sol... a las horas correctas: Trabaja durante las horas en las que el sol pega más fuerte y aprovecha las horas en las que el sol es más agradable para dar paseos o sesiones en la piscina.
  • No te cortes con las gotas para los ojos: No te protegerán de los rayos UV, pero las lágrimas artificiales son un método excelente para buscar un alivio refrescante para los ojos cansados, irritados y secos después de un día al aire libre. Te sugerimos las lágrimas artificiales everclear, te aportarán una rápida explosión de humedad.
Mujer trabajando en pc en una habitación oscura

¿Qué es la luz azul?

Al contrario que los rayos UV, la luz azul es visible y tiene una onda de alcance más corta, lo que significa que produce cantidades muy altas de energía. Aunque la principal fuente de luz azul también proviene del sol, nosotros la hemos traído a nuestros hogares en forma de dispositivos digitales como ordenadores portátiles, teléfonos, Ipads, televisores y demás iluminación fluorescente. La luz azul tiene sus ventajas: se cree que ayuda a nuestra memoria, nos hace sentir mejor y regula el ciclo natural de vigilia y sueño de nuestro cuerpo, y seamos sinceros: mantenernos en contacto con nuestros seres queridos a través de la pantalla funcionó de maravilla en nuestra salud mental durante la cuarentena... Sin embargo, se vuelve un poco complicado cuando nos excedemos, ya que los efectos negativos como la fatiga visual digital pueden crear problemas a nuestros ojos en el futuro.

¿Cómo proteger tus ojos de la luz azul?

No te preocupes, nuestra intención no es sugerirte que guardes todos los dispositivos digitales para siempre. La luz azul te afectará, pero hay algunos pasos que puedes seguir para mantener tus ojos cómodos y evitar los efectos de la fatiga visual digital:

  • Disminuye el tiempo frente a la pantalla: lo sabemos: decirlo es mucho más fácil que hacerlo y, a veces, simplemente no puedes alejarte en medio de un maratón de Netflix. Pero lo prometemos, tus ojos te agradecerán los descansos. Nuestros expertos en ojos recomiendan descansar 20 segundos cada 20 minutos mirando a 20 metros de distancia para ayudar a vencer esa sensación de tensión.
  • Pon un filtro en las pantallas: es una técnica simple para desterrar la luz azul, pon un filtro de pantalla. Puedes ponerlos en tus tablets, en la pantalla de tu PC o de tu smartphone y disminuir así la cantidad de luz azul que entra por tus ojos.
  • Inclina tu dispositivo: otro truco sencillo que consiste en sostener tu dispositivo en un ángulo de 30 grados puede reducir tu exposición directa a la luz azul. También debes evitar mirar la pantalla justo antes de acostarte, ya que la luz azul que se emite puede detener la producción natural de melatonina, la hormona que le da sueño. ¡Recuerda que nunca debes quedarte dormido con las lentillas puestas!
  • Gafas que bloquean la luz azul: existen gafas con lentes de color amarillo qie neutralizan y bloquean la luz azul. Úsalas con tus lentillas cuando estés frente a la pantalla.
  • Pestañea: sí, suena un poco tonto, pero parpadear más mientras estás trabajando en tu ordenador o haciendo scroll por Instagram te ayudará a mantener los ojos húmedos y evitará la sequedad o la incomodidad. Para relajar los ojos con exceso de trabajo, puedes también probar también algunos ejercicios para los ojos suaves y relajantes.
  • Las gotas para los ojos marcan la diferencia: de nuevo, la dosis de gotas para los ojos no necesariamente protegerá tus ojos de la luz azul, pero seguramente los hará sentir hidratados: ten un bote a mano mientras trabajas o estudias y aplíquelo durante el día.
please wait