Día Mundial de la Visión: La importancia de la vista al conducir

viernes, 5 de octubre de 2018 de Vision Direct

Hombre y mujer conduciendo con gafas de sol

Conducir se ha convertido en un acto tan rutinario para muchos de nosotros que a veces se nos olvida lo que en realidad implica: ponerse a los mandos de un artilugio de acero de más de una tonelada capaz de alcanzar altas velocidades y desplazarse largas distancias. Por eso, tenemos que ser conscientes de que cada vez que conducimos no sólo nuestra vida está en juego, sino también la del resto de pasajeros, conductores, ciclistas y peatones.

El próximo 11 de octubre se celebra el Día Mundial de la Visión, una cita global en la que se recuerda la importancia de disfrutar una buena salud ocular. Con motivo de esta celebración, Essilor ha lanzado la iniciativa #PutVisionFirst, para concienciar de que una correcta visión y la seguridad vial van siempre de la mano.

Desde Vision Direct queremos aportar nuestro granito de arena, así que a continuación te ofrecemos varios datos y consejos para que siempre los tengas a la vista a la hora de conducir.

1) Contra los despistes, una buena visión

Según la DGT, las distracciones son la primera causa de accidentes mortales (33%). Ya sabemos que hay que conducir con todos los sentidos, pero la visión es el principal para reducir los principales factores de riesgo. Porque los despistes no sólo llegan por conducir y fumar (¡mal!) o usar el móvil (¡muy mal!). Un despiste es también no distinguir una señal concreta, no reparar en ese coche incorporándose o no ver correctamente unos triángulos de emergencia.

Por eso, tu agudeza visual es esencial para poder reaccionar a tiempo ante esas situaciones. Nuestro tiempo de reacción al conducir es de 0,75 segundos de media, pero una persona con problemas de visión puede tardar hasta varios segundos más. Y en carretera, cada segundo es esencial. Recuerda: la mejor manera de evitar despistes es tener una buena visión.

Revisión de la vista

2) El campo de visión cinético: ojo a la velocidad

¿Sabes lo que es el campo de visión cinético? Aunque suene enrevesado, se trata de un concepto sencillo de entender: a medida que viajamos más rápido, el ángulo de nuestro campo de visión se reduce. Nuestro ojo se ve obligado a procesar las imágenes en menor tiempo, por lo que en los extremos empezamos a percibir los objetos más borrosos, llegando a sufrir al final el famoso "efecto túnel".

Este no sólo es un argumento a favor de moderar la velocidad (¡modera la velocidad!), también nos recuerda que ya existen otros factores externos que reducen nuestro campo de visión, por lo que la vista no debería formar parte de esa lista. El 100% de nuestros ojos debe estar al servicio de la conducción.

3) Cómo evitar los deslumbramientos

El 85% de los conductores asegura haber sufrido deslumbramientos en carretera. Los deslumbramientos pueden ocurrir tanto de día (por la luz del sol) como de noche (faros de otros coches) y te dejan sin visión durante unos segundos. Y ya sabemos que cada segundo al volante es vital.

La mejor manera de evitar los deslumbramientos en carretera es llevar unas gafas adecuadas. Uses gafas habitualmente o no, llevar las gafas idóneas, de sol o normales, puede mejorar de manera significativa la experiencia de conducción. Lentes polarizadas, lentes antireflejantes o lentes fotocromáticas, todas cumplen su función. Haz una visita a tu óptica y descubre cuáles son las que más te convienen.

Revisión de la vista

4) Revisa tu vista cada año

No esperes a renovar el carnet de conducir. Mucha gente sólo se examina de la vista cuando le toca renovar el carnet, y la prueba sólo consiste en leer las famosas letras en distintos tamaños. Pero deberías revisar tu vista con mucha más frecuencia y mucho más a fondo.

Lo recomendable es acudir a tu oftalmólogo cada uno o dos años como mucho, para hacer una revisión completa de tu vista y tus ojos. Porque la salud ocular no sólo consiste en corregir defectos como la miopía o el astigmatismo, sino también en prevenir y detectar otras patologías del ojo, como el glaucoma o las cataratas. Una visita al médico a tiempo puede salvarte la vista y la vida.

Por eso, la próxima vez que viajes recuerda que de igual manera que revisas los neumáticos, los frenos y el aceite del coche, también deberías revisar tu vista antes de conducir. La seguridad vial de todos también depende de ella. ¿Por qué no pides cita hoy mismo? Nada mejor para celebrar el Día Mundial de la Visión.

please wait