Lentillas y Maquillaje: ¿Cuál Usar y Cómo Aplicarlo?

lunes, 31 de agosto de 2015 de Beatriz Lechevalier

Para muchas mujeres (y cada vez más hombres) maquillarse forma parte de su rutina diaria. Los ojos son una de las zonas en las que más maquillaje se utiliza, ya sea para tapar pequeñas imperfecciones como las ojeras o para resaltar la mirada, pero hay que tener cuidado, ya que también son una de las zonas más sensibles. Si, además, usas lentillas, tienes que prestar más atención al maquillaje de los ojos para no ensuciar las lentillas o sufrir una infección, o hasta una lesión ocular.


Siempre ponte las lentillas primero

Aunque pueda parecer lógico, muchas personas se olvidan de que lo primero que tienen que hacer es ponerse las lentillas. Si ya te has maquillado los ojos cuando te quieras poner las lentillas tienes muchas posibilidades de que al hacerlo contamines la lentilla, se ensucie y no puedas ver bien, además de que podrás desarrollar una infección. Recuerda lavarte las manos y secártelas bien antes de manipular las lentillas.

Elige los productos adecuados

Si usas lentillas es mejor que utilices maquillaje líquido o cremoso y no en polvo ya que estos, al ser volátiles, tienen más posibilidades de entrar en contacto con la lentilla. Recuerda también usar maquillaje hipo alergénico, para evitar posibles alergias.

No utilices agua y mucho menos saliva para humedecer los cosméticos. El agua, puede contener bacterias que, al contactar con tus ojos, pueden causar irritación, o peor aún, serias infecciones.

Maquíllate (y desmaquíllate) con cuidado

Aplica el maquillaje con los ojos cerrados para evitar que entre cualquier partícula en el ojo. Es preferible que no te pintes la raya del párpado inferior, ya que esta puede contaminar la lentilla.

Intenta mantener el pulso y no maquillarte en el coche o el transporte público, sobre todo cuando este está en movimiento, ya que podrías dañarte el ojo.

A la hora de desmaquillarte, de nuevo, lo primero que tienes que hacer es lavarte y secarte bien las manos. Después, quítate con cuidado las lentillas, intentando que no contacten con el maquillaje. Si usas lentillas diarias, deséchalas; si usas mensuales, recuerda limpiarlas bien con líquido para lentillas. Una vez te hayas quitado las lentillas, utiliza un desmaquillador específico para ojos para eliminar el maquillaje.

Mantén limpio el maquillaje

Estuche maquillaje

Así como te lavas las manos antes de ponerte las lentillas, deberías lavarte las manos antes de aplicar el maquillaje. El neceser con los cosméticos, los aplicadores y brochas, así como los envases deben limpiarse para evitar que se contaminen con bacterias y hongos perjudiciales que pueden provocar una infección. Recuerda cerrar bien los envases.

No compartas el maquillaje

Es muy habitual hacerlo, sobre todo entre las jóvenes. Pero por razones de higiene no deberías compartir tus cosméticos, ya que se pueden contaminar. Si deseas probar un maquillaje en una tienda, utiliza un aplicador desechable.

Cuidado con alergias e infecciones

Si algún producto te causa algún tipo de irritación, enrojecimiento, escozor o alergia, lo mejor es que te desmaquilles corriendo y que lo descartes. En estos casos lo mejor es que acudas a un especialista para que te trate la alergia.

Si tienes una infección en los ojos, no te maquilles y tira los productos que estabas usando cuando comenzó la infección, por si se han contaminado, que no te vuelvas a infectar.

Atento a la fecha de caducidad

Recuerda que el maquillaje caduca. Es importante renovar los cosméticos con regularidad, cada 3 o 6 meses, aunque lo uses poco. Y ten cuidado con dónde dejas los cosméticos. El exceso de calor o frío pueden alterar su fórmula y la efectividad de los conservantes que contienen.

please wait