Lentillas y adolescentes



¿Tu hijo adolescente está pensando en usar lentillas? Hoy en día es más fácil que nunca. Acude al óptico para que éste os indique cuáles son las mejores lentillas y qué consejos seguir para cuidarlas.

Consejos para adolescentes que están pensando en usar lentillas

  • Considera usar lentillas diarias ya que no requieren cuidados extras o limpieza.
  • Nunca compartas tus lentillas o líquido.
  • Nunca te duermas con las lentillas puestas

Beneficios de las lentillas

Las lentillas son perfectamente adecuadas para adolescentes. Son seguras, indoloras y una manera efectiva de corregir los problemas de vista.

  • Usar lentillas puede ayudar a que se sienta más a gusto con su apariencia y, por tanto, mejorar su autoestima.
  • A diferencia de las gafas, las lentillas no se caen ni se rompen tan fácilmente.
  • Si practica deporte, las lentillas suelen ser más seguras si recibe un golpe o se cae, ofrecen un campo de visión más amplio, no se ensucian ni se empañan y mejoran su rendimiento.

Elegir las lentillas adecuadas

test de la vista

Las lentillas diarias son una gran opción para los adolescentes ya que son muy prácticas y no requieren cuidados extra. Si optáis por lentillas quincenales o mensuales, podéis plantearle al óptico usar lentillas de uso prolongado ya que pueden dormir con ellas.

El primer paso para usar lentillas es realizar un test de la vista con un óptico, ya que este podrá indicaros cuáles son las lentillas ideales según su problema de vista.

Factores a considerar

Una vez que sabéis qué tipo de lentilla es el más adecuado, es importante tener en cuenta los siguientes factores.

  1. Acostumbrarse a usar lentillas requiere un tiempo, así que es necesario que todos en casa seáis muy pacientes.
  2. Excepto las lentillas diarias, todos los demás tipos de lentes de contacto requieren una rutina de limpieza a la que hay que comprometerse.

Consejos para adolescentes

  • Compra sólo las lentillas que te ha prescrito el óptico. Recuerda que la prescripción para gafas puede que no sea la misma que para lentillas.
  • Si las lentillas se vuelven incómodas o se estropean, deben ser tiradas a la basura inmediatamente para evitar daños en el ojo.
  • Las lentillas nunca deben ser compartidas. En ninguna circunstancia debes ponerte las lentillas de otra persona ya que esto puede propagar infecciones.
  • Nunca se debe dormir con las lentillas, a no ser que éstas sean lentillas de uso prolongado.