¿Qué es un tic en el ojo?

Si sufres de tics en los ojos, párpados o espasmos alrededor del ojo, puede que te consuele saber que es un problema muy común. Muchas personas sufren este problema, que habitualmente consiste en que el párpado inferior de un ojo parece actuar independientemente del resto del ojo. Sin embargo, no siempre es el párpado inferior y en algunas personas el tic se manifiesta en el párpado superior.

Aunque estos síntomas pueden distraerte y ser molestos, el tic en el ojo va y viene y puede que lo experimentes varias veces a lo largo de tu vida. Algunos tics pueden durar días, a veces semanas e incluso meses. Si has experimentado un tic en el ojo por un periodo largo de tiempo, este artículo puede aclarar sus causas y explicarte cómo cambiar algunos aspectos de tu estilo de vida puede ayudarte.

Sin embargo, en Vision Direct siempre te aconsejamos que visites a tu médico u óptico si has experimentado estos síntomas por un largo periodo de tiempo, ya que se dará cuenta si hay un problema subyacente con tus ojos o visión.

¿Qué causa un tic en el ojo?

Antes de que puedas encontrar una solución para el tic en el ojo, necesitas determinar la causa. Los médicos denominan a los tics en el ojo como mioquimia, y los desencadenantes más comunes para estas contracciones espasmódicas de los músculos que rodean el párpado son:

Muchas personas sufren de tics en el ojo en algún momento de su vida y a menudo no supone ninguna enfermedad ni tiene que ser un problema. Sin embargo, si lo has sufrido por un largo periodo, puede ser irritante, un problema que se agrava por la dificultad en tratar esta condición. La mejor manera de reducir un tic en los ojos es tratar la causa que lo provoca e implementar cambios en su estilo de vida.

Por supuesto, puede haber serias condiciones neurológicas que están relacionadas con el tic en los ojos, los más comunes son blefaroespasmo o espasmo hemifacial. Estas condiciones son raras y sólo pueden ser diagnosticadas y tratadas por un óptico, así que si llevas tiempo sufriendo de tics asegúrate de hablar con un profesional de la vista.

Causas comunes del tic del ojo

Si sufres de tics de ojos, a veces puedes sentir que el espasmo es tan fuerte que la gente a tu alrededor puede darse cuenta. Sin embargo, si te miras en el espejo, te darás cuenta de que el movimiento es tan sutil que es poco probable que alguien lo note.

Cansancio: la falta de sueño es una de las causas principales de un tic en el ojo. Si estás experimentando estrés o falta de sueño, una forma de reducir un tic en el ojo es volviendo a tu patrón habitual de sueño. Si sufres insomnio, tu médico puede recetarte un medicamento para dormir mejor.

Cafeína y alcohol: se han realizado estudios sobre los efectos de la cafeína y el alcohol en el cuerpo, y muchos expertos creen que estos factores incrementan los síntomas del tic en el ojo. La cafeína puede encontrarse en las bebidas energéticas y gaseosas así como en el té y el café, con lo que puede que tu consumo de cafeína haya aumentado sin que te dés cuenta. Dejando de tomar cafeína o bebidas alcohólicas, o cambiar a bebidas descafeinadas, te ayudará a mejorar tu salud y tendrá un impacto positivo en tus patrones de sueño.

Estrés: todas las personas sufren de estrés en algún momento de sus vidas, y cada cuerpo actúa de manera diferente a esto. Un tic en el ojo puede ser una de esas reacciones y pueden estar a menudo relacionadas con otros problemas de vista como la vista cansada. Encontrando la manera de reducir la causa del estrés o desarrollar estrategias de relajación tras una experiencia estresante puede ser una manera de parar el tic.

Vista cansada: un tic en el ojo también puede ser causado por estrés en el ojo o visión. Por ejemplo, si necesitas nuevas gafas o lentillas, puede que experimentes estos síntomas porque tus ojos están trabajando más. La vista cansada cuando usas un ordenador es común y también se asocia al uso regular de tablets y smartphones.

Si has estado sufriendo de tics en los ojos por un periodo largo de tiempo, asegúrate de pedir una cita con tu oculista. Puede que necesites una nueva prescripción, o si pasa mucho tiempo trabajando con el ordenador el óptico puede recomendarte gafas específicas para disminuir la tensión en los ojos.

Ojos secos: muchas personas sufren de ojos secos por varias razones: la mitad de la población lo experimenta al envejecer, mientras otros lo experimentan por pasar muchas horas delante del ordenador o usando lentillas que no son compatibles con sus ojos.

La sequedad en los ojos es también común en aquellas personas que usan una medicación específica como antihistamínicos para alergias o antidepresivos y en aquellos que beben regularmente bebidas alcohólicas o con cafeína. Los síntomas del ojo seco también se asocian al cansancio y al estrés, causas del tic en el ojo. Si experimentas sequedad en los ojos habitualmente, consulta con el óptico ya que hay varios tratamientos disponibles para combatir estos síntomas.

Alergias: aquellas personas que sufren alergias habitualmente sufren de hinchazón, picor, sequedad o de ojos llorosos. Al frotarte los ojos cuando estás sufriendo de alergias soltarás histaminas en el tejido del párpado y el lagrimal, y hay algunas pruebas que sugieren que la liberación de histaminas puede causar tics en los ojos. Puedes comprar gotas antihistamínicas o pastillas que alivien este problema, sin embargo, los antihistamínicos están a menudo asociados con la sequedad en los ojos, así que antes de nada te recomendamos que hables con el médico.

Desequilibrios nutricionales: se ha comprobado que muchas de las personas que sufren de tics en los ojos, les faltan sustancias nutricionales claves como el magnesio. A pesar de que no hay una evidencia científica que lo apruebe, puede que un cambio en tu dieta mejore tus tics en el ojo.

Si tienes necesidades especiales de alimentación y sospechas que puede ser una causa de los tics en los ojos, lo mejor es que hables con el médico para que te aconseje.

Remedios para los tics en los ojos

Muchos casos de espasmos en el ojo desaparecen por si solos sin necesidad de acudir al médico, habitualmente cuando la persona que los sufre implementa cambios en su estilo de vida. Sin embargo, en algunos casos, el tic puede prolongarse durante semanas o meses y puede que necesite atención médica si se convierte en un serio problema.

En casos muy raros, el tic en el ojo puede impactar en otros músculos, causando la pérdida del control en una parte de la cara o el cierre involuntario del párpado. En estos casos, algunos tics pueden ser tratados con inyecciones de Botox, que impiden las contracciones musculares.