-6 % en TODO Código: SUN24

¿Qué diferencia las lágrimas artificiales del suero fisiológico?

Suero fisiológico y ojo

Hay muchos mitos y leyendas en torno al cuidado de los ojos. Algunos de ellos se han hecho tan populares que han creado confusión entre los usuarios de lentillas. Uno de estos famosos mitos es el uso del suero fisiológico a modo de lágrimas artificiales.

Te adelantamos que usar estos dos productos como si tuvieran las mismas propiedades y funciones es un error. Pero no te preocupes, en este blog te damos todas las claves para saber cuándo usar cada producto. Además, aprenderás consejos sobre cómo mantener una buena higiene ocular.

¿Son lo mismo las lágrimas artificiales que el suero fisiológico?

Como podrás adivinar, son dos cosas completamente diferentes con usos distintos. Las lágrimas artificiales se utilizan para el mantenimiento de la humedad y la hidratación del ojo. Sin embargo, el suero salino tiene un uso higiénico, pero en ningún caso hidratante. El suero fisiológico o solución salina sólo sirve para limpiar, en este caso, tus ojos.

Usos de la solución salina

Como ya hemos visto, el suero fisiológico se puede utilizar para la limpieza de la superficie ocular. Por lo tanto, en ningún caso debe utilizarse para combatir síntomas como la sequedad ocular. Sin embargo, hay ciertas ocasiones en las que el uso de soluciones salinas en el ojo puede ser beneficioso:

  1. Alergias. Durante la temporada de alergias, los ojos pueden infectarse o necesitar una higiene adicional. El uso de suero fisiológico para limpiar la superficie ocular es perfecto para este tipo de situaciones.
  2. Cuerpo extraño. Se puede utilizar una solución salina para extraer un cuerpo extraño o limpiar el ojo en caso de tener una sobreproducción de legañas.
  3. Infección. Si tienes una infección como la conjuntivitis, y te estás sometiendo a un tratamiento, puedes utilizar suero fisiológico para limpiar la zona antes del tratamiento y asegurarse así, de que la zona está limpia.

Uso de lágrimas artificiales

Las lágrimas artificiales son perfectas para humedecer tus lentillas, como tratamiento para el ojo seco y para conseguir una lubricación adicional. Debes usar lágrimas artificiales en situaciones como:

  1. Sequedad visual a causa del clima. Los fuertes vientos, los cambios de temperatura y los climas secos, pueden ocasionar sequedad ocular. Ante este tipo de situaciones debes recurrir a las lágrimas artificiales.
  2. Sequedad ocular por el uso de pantallas. Trabajar delante del ordenador durante muchas horas puede ocasionar sequedad ocular, por ello es recomendable siempre llevar encima un bote de lágrimas artificiales para poder paliar el síndrome del ojo seco.

En definitiva, para cualquier tipo de tratamiento relacionado con la lubricación ocular, debes recurrir a las lágrimas artificiales.

Everclear eye drops

Prueba las lágrimas artificiales everclear

Con una fórmula hecha a partir de ingredientes naturales, las lágrimas artificiales everclear te proporcionarán un alivio duradero para combatir la sequedad ocular. Su tamaño de 10 ml es perfecto para llevarlo siempre a mano. Estas gotas son perfectas para cualquier tipo de lentilla, garantizando una hidratación duradera y confort máximo. Su dispensador permite una sencilla aplicación para poder usarlas en cualquier momento.

Descubre las lágrimas artificiales everclear

Suero fisiológico y lentillas

Mujer aplicando suero en el ojo

Combinar el uso del suero fisiológico y lentillas puede ser perjudicial para tu salud ocular. Ya hemos visto que usar suero para humedecer tus ojos está totalmente contraindicado, ya que su función es únicamente higiénica.

El uso de este producto ante el síndrome del ojo seco y siendo usuario de lentillas, podría ocasionar un efecto totalmente contrario, resecando todavía más la zona y generando un problema ocular.

A menudo la gente opta por usar suero fisiológico en lugar de líquido para lentillas para almacenar las lentes de contacto durante la noche. Los motivos suelen ser económicos o desconocimiento. El suero fisiológico es más barato que el líquido para lentillas, pero las consecuencias de realizar esto pueden ser realmente caras.

Para tratar tus lentillas durante la noche y almacenarlas en su correspondiente estuche, deberás usar una solución o líquido para lentillas. Este tipo de productos actúan no solo limpiando, sino también desinfectando y garantizando que tus lentillas estén libres de cualquier tipo de bacteria. Sin embargo, en el caso del suero fisiológico no se consigue esta desinfección. Además, el uso continuado de suero fisiológico puede deformar y alterar las propiedades de tus lentillas pudiendo causar una infección.

Consejos para garantizar una buena higiene ocular si llevas lentillas

  1. Controla las fechas de caducidad. Utilizar lentillas o líquidos que hayan caducado también puede ser perjudicial para tu salud. Procura comprobar las fechas de expiración antes de usar los productos.
  2. Cambia tu estuche de lentillas de forma periódica. Es importante limpiar y enjuagar el estuche donde almacenas tus lentillas. Además, deberás reemplazarlo periódicamente por uno nuevo, ya que este puede deteriorarse con el paso del tiempo.
  3. Sigue las recomendaciones de tu óptico. Hay determinados líquidos de lentillas, como los de peróxido de hidrógeno, en los que necesitarás una previa recomendación médica para su uso. Por otra parte, es importante consultar con un especialista los productos que incorporas en tu rutina de cuidado ocular. Así, te aseguras de que no estás usando ningún producto contraindicado para tu salud visual.