¿Se puede nadar con lentillas?

Nadar con lentillas

¿Se puede nadar con lentillas? ¿Es seguro utilizar lentillas al practicar algún deporte acuático como el waterpolo o natación sincronizada, en la piscina o en el mar? Son preguntas que nuestros clientes nos hacen con bastante frecuencia. Nuestra respuesta: Debe ser algo a evitar siempre que sea posible. ¿Por qué? El agua contiene bacterias y microorganismos que pueden causarte desde irritación hasta infecciones oculares.

Consejos sobre nadar con lentillas

  • Evita nadar con las lentillas ya que el agua puede contaminarlas y distorsionar su forma.
  • Si tienes que usar las lentillas mientras nadas, usa lentillas diarias y unas buenas gafas de natación.
  • Considera la opción de adquirir unas gafas de natación con graduación.

Razones para evitar usar las lentillas cuando nadamos

Utilizar lentillas para hacer deporte es general una gran idea por la comodidad que te aportan frente a utilizar gafas, pero hay que tener en cuenta que requieren de muchos cuidados. El agua en las piscinas, ríos y océanos contiene gran cantidad de bacterias, viruses y otros microorganismos que pueden resultar muy dañinos para tus ojos, por lo que bañarse con lentillas en el mar o en la pisicina puede suponer un gran riesgo. Por ejemplo, la acanthamoeba, un organismo presente en el agua con bastante frecuencia, se pega a tu lentillas y puede causar inflamación de córnea o incluso generar una infección.

Además, las lentillas tienden a absorber el agua que les rodea, lo que puede provocar que cambien su forma drásticamente. Esto hará que las lentes se vuelvan incómodas y la vista se distorsione y se vuelva borrosa. Por todos estos motivos, está desaconsejado nadar con lentillas.

Mujer nadando piscina

Qué hacer si decides nadar con lentillas

Si aún así decides usar lentillas para nadar o no tienes otra opción, te recomendamos que te decantes por las lentillas diarias, combinándolas con gafas de natación. Las lentillas diarias son la opción más recomendable para aquellos que quieran nadar con sus lentes de contacto, ya que están diseñadas para utilizarse sólo una vez y luego se desechan, con lo que no tienes que preocuparte de la limpieza, desinfección y almacenamiento que requieren las lentillas mensuales o quincenales.

Si decides nadar con tus lentes de contacto y entra agua en tus ojos, asegúrate de quitarte y tirar las lentillas de inmediato para reducir así el riesgo de infección e irritación de los ojos. Si aún así notas molestias, acude a un especialista lo antes posible.

Alternativas a nadar con lentillas

Las gafas de natación graduadas son una buena alternativa para que puedas nadar con total seguridad además de corregir tu vista. Funcionan del mismo modo que las gafas, corrigiendo errores de refracción como la miopía, hipermetropía o presbicia, según tu graduación. Como se adaptan a tus ojos e impiden el paso del agua, podrás ver con ellas con total comodidad sin arriesgarte a que las bacterias del agua u otros microorganismos infecten tus lentillas.

Algunas marcas de gafas de nadar graduadas tienen modelos prefabricados y otras las realizan a medida. Asegúrate de que siempre pides unas con tu graduación exacta y, en caso de duda, consulta siempre con un especialista.