¿Pueden quedar las lentillas atascadas en el ojo?

Si eres nuevo en el uso de lentes de contacto, puede que alguna vez te hayas preguntado esto. Es una preocupación común entre las personas que consideraron usar lentillas. Pero no tienes de qué preocuparte, es imposible que las lentillas se puedan quedar atascadas en el interior del ojo. Incluso si la lentilla se mueve de sitio, siempre serás capaz de quitártela de la superficie del ojo o del párpado.

Aunque la estructura del ojo es compleja, está muy bien protegida. Cualquier cuerpo extraño atrapado en el ojo, como por ejemplo el polvo o una pestaña, acaba saliendo por medio de las lágrimas o son empujados hacia la conjuntiva hasta que encuentran una salida.

Las lentillas son fabricadas para ayudar en este proceso, ofreciendo una superficie más suave que evita las partículas de polvo. Incluso cuando las lentillas se mueve, por ejemplo, cuando recibes un golpe en el ojo cuando practicas deporte, puedes estar seguro que la conjuntiva no permitirá que las lentillas se atasquen o caigan detrás del ojo.

¿Quieres saber más sobre lentes de contacto baratas? Descubre más aquí sobre nuestras lentillas baratas.

Cómo quitarse las lentillas:

Si sientes que tus lentillas se han movido, puede que se hayan doblado por la mitad y que necesites quitártelas con cuidado. Debes seguir estos pasos para quitarte las lentillas

  1. Añade unas gotas de líquido para lentillas directamente en los ojos, cierra los ojos y masajea suavemente el párpado. Esta técnica ayudará a que la lentilla se recoloque en su sitio y sea más fácil quitársela.

    Si esto no funciona, pon un poco más líquido en el ojo, y esperar un par de segundos para que la solución remoje la zona. Frota suavemente el párpado para recolocar la lentilla en su posición original.

  2. Si esta técnica todavía no funciona, intenta darle la vuelta al párpado. Sí, suena un poco drástico, pero en realidad es bastante indoloro y fácil de hacer. Pero si te da miedo, pide ayuda a un familiar o amigo.

    Coloca un bastoncillo de algodón en la parte exterior del párpado y, cuando estés mirando hacia abajo, sujeta las pestañas y suavemente, pero rápidamente, gira el párpado de adentro hacia afuera. Inclina tu cabeza hacia atrás y serás capaz de ver la lentilla doblada y de extraerla.