👉 Braga de cuello gratis - código BRAGA Pedir ya

Todo sobre ponerse lentillas por primera vez y la adaptación

Todo sobre ponerse lentillas por primera vez y la adaptación

Fantástico, has estado en la óptica para hacerte una revisión y graduarte la vista y aunque ya te rondaba la idea, has terminado por convencerte de todas las ventajas de empezar a llevar lentillas. ¡Bravo, bienvenido al club! Pero como novato en este mundo, primero tendrás que pasar por una adaptación a las lentes de contacto. Descubre en esta guía todo lo que necesitas saber para estar preparado para el gran día y afrontarlo con confianza.

Cómo empezar a usar lentillas

¿Qué es una adaptación de lentes de contacto?
La adaptación de lentillas es el proceso en el que, con la ayuda de un especialista, pruebas unas lentillas durante un tiempo determinado con el objetivo de asegurar que, tras varios días de uso, las lleves con total comodidad y que tu ojo sigue sano y las acepta. Además, saldrás de la óptica sabiendo perfectamente cómo ponértelas, cómo quitártelas y cómo cuidar de ellas. Este proceso suele realizarse en ópticas de manera gratuita.

¿Qué tipo de lentillas y periodicidad te convienen?
La adaptación también te ayudará a decidir qué modelo de lentillas y qué tipo de periodicidad se adapta más a tus necesidades. ¿Y qué es la periodicidad de las lentillas? La periodicidad de las lentillas es la frecuencia con la que las lentillas deben renovarse. La elección depende de tu estilo de vida, tu presupuesto y tu salud ocular. Así, entre las lentes de contacto blandas puedes encontrar lentillas diarias, lentillas quincenales o lentillas mensuales. Echa un vistazo a nuestra guía de cómo escoger entre lentillas diarias, mensuales o quincenales.

Empezar a usar lentes de contacto por primera vez suele requerir pequeños ajustes y cambios, así que no te preocupes si tienes dudas respecto a tus primeras lentillas. Es bastante habitual y los especialistas lo saben, por eso la adaptación de prueba dura un tiempo.

¿Cuál es el tiempo de adaptación a las lentillas?
El periodo de adaptarse a las lentillas no suele durar mucho, aunque cambia de persona a persona. En general, el optometrista te proporcionará unas lentillas gratis de prueba para que te familiarices con ellas durante aproximadamente una semana y luego vuelvas para revisar tus ojos.

No te preocupes si al principio notas un ligero mareo, es perfectamente normal durante 2 o 3 días, pero luego se pasa. Piensa que hasta ahora tu ojo estaba acostumbrado a mirar a través de las gafas, que son unas lentes a cierta distancia de tus ojos, y a partir de ahora llevas algo parecido pero en contacto directo con ellos. La experiencia es distinta... y mucho mejor, ¡ya lo verás con el tiempo! Por supuesto, si notas molestias o dolor más allá del mareo, acude a tu especialista y quítate la lentilla de forma inmediata.

¿Cambia el periodo de adaptación a las lentillas para astigmatismo o presbicia? En esencia el proceso es el mismo, la diferencia es que te recomendarán dos tipos de lentillas distintas. En el caso del astigmatismo, usarás lentillas tóricas. Si tienes presbicia, serán lentillas progresivas. Estás lentes de contacto son algo diferentes que las estándar e incluye otros parámetros en la graduación, como el cilindro y el eje en el caso de las tóricas, y la adición y el ojo dominante en las progresivas. Por eso, el proceso de adaptación a estas lentes de contacto es especialmente importante, ya que tienen que asentarse en tu ojo de forma perfecta.

¿Qué ocurre durante una adaptación de lentillas?

Oculista con un portalentillas y unas gafas en cada mano

El proceso de adaptación a las lentillas, tras la graduación, suele comenzar con algunas preguntas del optometrista sobre tu día a día. En esta cita también te tomarán varias medidas de los ojos. Se trata de algo esencial para que las lentillas se asienten de manera adecuada y disfrutes de la mejor experiencia cuando las tengas puestas.

Al final, todo estos datos son importantes para poder recomendarte el modelo de lentes de contacto que más se adapte a tus ojos, según tus necesidades y tu estilo de vida. Por ejemplo, si lo que quieres es hacer deporte con lentillas, quizá te convengan las diarias. Si sueles sufrir de sequedad ocular, puede que te recomienden un modelo de lentillas para los ojos secos. O si quieres algo más atrevido, es posible que te apetezca probar las lentillas de colores. Hoy en día existen multitud de tecnologías y materiales y con toda seguridad hay unas para ti.

Una vez decidida la marca y el modelo de lentillas que te convienen, el optometrista te proporcionará unas lentillas de muestra, en general para una semana, para que tengas una primera toma de contacto. Y aquí llega la parte que más suele asustar a los usuarios primerizos de lentillas: ponértelas y quitártelas por primera vez.

Cómo ponerse lentillas por primera vez: trucos y consejos

No te preocupes si los nervios se apoderan de ti. Estás a punto de usar lentillas por primera vez, es perfectamente normal tener dudas. Sé paciente y recuerda que con práctica todo llega, en unos pocos días te habrás acostumbrado. Sigue estos trucos para que ponerse lentillas por primera vez sea aún más fácil.

  • Lávate y sécate bien las manos: Como el óptico ya te habrá dejado claro, una correcta higiene es fundamental para manipular las lentes de contacto. Asegúrate de lavarte bien las manos y, también muy importante, de secártelas a fondo. Recuerda que agua y lentillas no se llevan bien.
  • Empieza siempre por el mismo ojo: Para que la colocación de las lentillas se convierta en rutina, tienes que crear esa rutina. Por ejemplo, si eres diestro, empieza poniéndote la del ojo derecho todos los días. De esta forma no tendrás dudas y lo acabarás haciendo de manera automática.
  • Asegúrate de que la lentilla está en la posición correcta: Esta es una duda muy habitual entre los usuarios que utilizan lentillas por primera vez, pero es muy fácil. Coloca la lentilla en tu dedo índice y mírala desde un lateral. Si la curvatura es cóncava (los bordes tienen forma de "U", son verticales), la lente está en la posición correcta. Si la curva es convexa (los bordes apuntan hacia afuera), tienes que darle la vuelta. Echa un vistazo a nuestra guía para saber si las lentillas están del revés.
  • Sujeta bien tus párpados: Uno de los problemas más comunes al ponerse por primera vez las lentillas es el de no abrir los párpados lo suficiente para que la lente tenga el camino libre para asentarse en el ojo. Empieza abriendo el párpado superior sujetando bien las pestañas, si no también te molestarán. A continuación, usa el dedo de la otra mano que tengas libre (con el que no estés sujetando la lentilla) para bajar el párpado inferior, también con las pestañas. De esta forma, la mayoría de veces bastará acercártela al ojo para que se quede pegada sin esfuerzo y se coloque correctamente.

Si quieres leer más sobre el tema y consultar nuestros videos explicativos, pásate por nuestras secciones sobre cómo ponerse las lentillas, cómo quitarse las lentillas y cómo cuidar de las lentillas.

Preguntas más frecuentes sobre el proceso de adaptación de las lentillas: nuestro oculista responde

  • ¿Estoy obligado a comprar lentillas en la óptica?

    Cuando vuelvas a la óptica tras el periodo de prueba con las primeras lentillas que te han proporcionado, te volverán a revisar la vista y te preguntarán cómo te has sentido durante esos días. Si todo ha ido bien, ¡enhorabuena! Estás listo para empezar a usar lentillas. En la misma óptica te ofrecerán adquirir tus primeras cajas. Pero recuerda que no tienes la obligación de comprarlas en ese momento. Si no estás completamente convencido, si quieres probar otros modelos o si simplemente quieres comparar precios con otras ópticas, estás en todo tu derecho. En tu receta de lentillas puedes encontrar toda la información necesaria para pedir lentillas. Si no te la han proporcionado, solicítala.

    Además, recuerda que también puedes comprar lentillas online. Hay multitud de páginas que ofrecen lentillas baratas, líquidos de lentillas y lágrimas artificiales a precios muy competitivos. Eso sí, asegúrate de que se trata de una empresa de confianza que ofrece productos originales. Familiarízate con las marcas y modelos de lentes de contacto y revisa bien las opiniones de otros usuarios.

  • ¿Puedo alternar entre gafas y lentillas?

    Por supuesto. Es más, en muchas ocasiones es recomendable, sobre todo al principio. Hasta que te empieces a acostumbrar a su uso, lo mejor es que limites las horas de uso de las lentes de contacto y vayas aumentándolas poco a poco. En cualquier caso, recuerda que incluso aunque lleves años utilizando lentillas, siempre viene bien dar un descanso a los ojos un día a la semana. Así que recuerda, ¡ten siempre un par de gafas de reserva por si acaso!

  • ¿Cuál es la diferencia entre la graduación de gafas y de lentillas?

    Las recetas para gafas y para lentillas no son iguales. Si lo piensas, tiene sentido, ya que las gafas se colocan a unos 12 milímetros de tus ojos, mientras que las lentillas van directamente sobre su superficie. Por tanto, las medidas necesarias y la información relevante, como la curva base y el diámetro, son diferentes. Descubre cómo leer tu receta de lentillas.

  • He probado unas lentillas y me hacen daño. ¿Me rindo?

    Las lentes de contacto nunca deberían hacerte daño ni causarte molestias. Si al empezar a usar las lentillas notas que la experiencia no es tan cómoda como debería, acude inmediatamente a tu especialista. La mayoría de veces se trata de problemas de fácil solución. Por ejemplo, puede que la lente haya acumulado demasiados depósitos de proteínas en la superficie y baste con sustituirla, o te la hayas puesto del revés sin darte cuenta. En cualquier caso, esto no quiere decir que las lentillas no sean para ti, si sigues sin adaptarte a un modelo concreto lo más probable es que tu óptico te recomiende otro y tarde o temprano des con uno que se adapte a tus necesidades.

    Recuerda que si utilizas lentes reutilizables, como las mensuales o quincenales, la higiene es muy importante a la hora de manipularlas. Lávate y sécate bien las manos para evitar contaminar las lentillas con cualquier tipo de bacterias.

  • ¿Existen lentillas para todas las graduaciones?

    Hoy en día, es muy raro que no exista un modelo de lentes de contacto que se adapte a una graduación concreta. Hay multitud de fabricantes, marcas y tecnologías que cubren las necesidades hasta de los casos más extremos. Incluso hay lentillas de colores sin graduar para aquellos que quieran utilizarlas sólo por motivos estéticos. Así que si te estás planteando si hay o no lentillas para tu graduación, la respuesta es muy posiblemente "sí".

Mujer bebiendo café comprando lentillas por internet

Cómo comprar lentillas por internet por primera vez

Una vez tengas claro qué lentes de contacto te vienen mejor y las hayas llevado durante un tiempo, podrías plantearte comprarlas por internet.

Ya sea por que tienen un precio más reducido o por la entrega en 24 horas, en Vision Direct estamos a tu disposición. Si tienes alguna duda, contacta con nosotros en el 911 146 571, en ayuda@visiondirect.es o a través del chat web y estaremos encantados de ayudarte. También puedes echar un vistazo a nuestras guías: