Da el salto a ELITE - código LAELITE Probarlas gratis

¿Es normal la visión borrosa durante el embarazo?

miércoles, 5 de mayo de 2021 de Vision Direct

¿Es normal tener visión borrosa durante el embarazo?

Naúseas, retención de líquidos, estreñimiento, fatiga... son los síntomas más conocidos del embarazo. ¿Pero sabías que también afecta a los ojos? Muchas mujeres embarazadas sufren de visión borrosa o de cierta pérdida de agudeza visual. No te preocupes si te ocurre, ¡no eres la única! Sigue leyendo para descubrir las causas y qué hacer al respecto.

Bote de lágrimas artificiales everclear y caja de lentillas everclear ELITE

Visión borrosa y embarazo: causas y soluciones

Todo el cuerpo pasa por multitud cambios físicos durante el embarazo, y los ojos no iban a ser menos. Fruto de los cambios hormonales, el ojo retiene más líquidos y aumenta la presión intraocular, alterando la forma de la córnea y el cristalino. Estas partes son las encargadas de redirigir la luz (refracción) y enfocarla en la retina correctamente, y si cambian, cambia también tu graduación habitual. ¿Resultado? Puede aumentar levemente la miopía, hipermetropía o astigmatismo, derivando en visión borrosa o cierta pérdida de visión.

"No es nada raro que cambie tu graduación durante el embarazo y no hay nada de lo que preocuparse", asegura nuestro optometrista interno, que añade: "En la mayoría de los casos estos cambios de vista son temporales y todo vuelve a la normalidad después del parto". Por lo tanto, es mejor que evites comprar lentes de contacto para todo un año o gafas nuevas durante tu embarazo.

Si la vista nublada resulta especialmente molesta, siempre puedes consultar con tu óptico qué opciones tienes. Una buena solución temporal puede ser el uso de lentillas diarias con un cambio en las dioptrías. Con estos modelos desechables te resultará más práctico comprarlas sólo para unos meses y volver a tu graduación habitual después de dar a luz.

Qué hacer si tienes visión borrosa:

  • Usar lágrimas artificiales
  • Descansar los ojos

Qué no hacer si tienes visión borrosa:

  • Comprar gafas nuevas con distinta graduación
  • Someterte a cirugía refractiva (operación láser)
Mujer embarazada leyendo un libro

Sequedad ocular durante el embarazo

Otro problema común entre las mujeres embarazadas es el de la sequedad ocular. El embarazo puede reducir la producción de lágrimas y su calidad, causando el síndrome del ojo seco y sus síntomas: picor, sensación de tener dentro un cuerpo extraño o arenilla, ojos rojos, quemazón... Es una sensación muy molesta, sobre todo si usas lentillas. Por suerte, tiene solución.

Las lágrimas artificiales son un verdadero milagro contra la sequedad ocular: como su propio nombre indica, estas gotas imitan a la lágrima natural y al echártelas en los ojos notarás un alivio inmediato, recuperando su hidratación natural en un momento. Muchas gotas humectantes pueden utilizarse con las lentillas puestas. Si estás pensando en utilizar lágrimas artificiales durante el embarazo por primera vez, consúltalo primero con tu ginecólogo u oftalmólogo para asegurarte.

Ver todas las lágrimas artificiales

Ojos cansados y embarazo

Si tienes la suerte de no sufrir visión borrosa o sequedad ocular, sí notarás los ojos hinchados y que se cansan más rápidamente durante el embarazo. En ese caso te recomendamos realizar ejercicios para la vista, que te llevarán muy poco tiempo y te ayudarán a combatir la fatiga visual.

Asegúrate también de limitar el tiempo de uso de pantallas, ya que generan fatiga visual. ¿Las lentillas te incomodan cuando tienes la vista cansada? Alterna con las gafas para darles un respiro de vez en cuando.

Cuidado con estos problemas de visión

Como ya hemos dicho, todos estos cambios en la vista y los ojos son temporales en la mayoría de los casos. Pero si sufres frecuentemente de visión doble, sesibilidad a la luz, ves moscas volantes o tienes dolores de cabeza, asegúrate de hacérselo saber a tu médico para que pueda realizar el diagnóstico correcto. En algunos casos todos estos síntomas pueden ser signos de otro problema subyaciente, como:

  • Preeclampsia: Una complicación grave del embarazo causada por la hipertensión arterial, que en ciertos casos de pacientes miopes puede causar un desprendimiento de retina.
  • Diabetes gestacional: Los niveles de azúcar en sangre aumentan y si no se controla puede derivar en que el bebé crezca demasiado o el parto requiera cesárea.
  • Retinopatía diabética: Una complicación que daña los vasos sanguíneos de la retina. Debe monitorizarse con frecuencia en pacientes con diabetes ya que en algunos casos puede causar pérdida de visión.

Revisión de la vista después del embarazo

Tu graduación debería volver a la normalidad 3 meses después de dar a luz o 3 meses después de terminar de dar el pecho a tu bebé. Por lo que hace falta un poco de paciencia hasta que desaparezca el revoltijo hormonal del embarazo. Para entonces, asegúrate de pedir una cita en la óptica o en una consulta de oftalmología para revisarte la vista, comprobar si tienes las mismas dioptrías que antes y , por supuesto, ver que todo está en orden con tu salud visual.

Nuestras lágrimas artificiales

please wait